martes, 02 de junio de 2009

Las normas morales tienen un origen social, se imponen mediante la obediencia y puede limitar injustamente y en exceso la libertad de una persona.

 Los humanos, por ser racionales y libres, no pueden limitarse a obedecer las órdenes, deben someterlas a su propio juicio y aceptarlas voluntariamente.

 La autonomía personal, el derecho a actuar siguiendo la propia conciencia, ha de ser racional e impone unos deberes que es imprescindible cumplir. El primero es ser capaz de justificar, mediante argumentos con gran fuerza de evidencia, los comportamientos personales que afecten a otras personas.

 


Tags: responsabilidad

Publicado por Desconocido @ 18:11
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios